Promover la lactancia materna y asegurar la salud de los recién nacidos y lactantes es muy importante.

LA IMPORTANCIA DE AMAMANTAR
Promover la lactancia materna y asegurar la salud de los recién nacidos y lactantes es muy importante. Hay que destacar que no hay ninguna fórmula comercial que pueda igualar a la leche materna. Además de los nutrientes que posee, le proporciona al bebé todo lo que necesita para lograr un desarrollo óptimo.

Por Dra. Marisa Breton – MN 115.895
 – Médica Neonatóloga de la Fundación Hospitalaria
Av. Cramer 4601. Tel 4704-2300 – www.fh.org.ar

Para el bebé es muy importante la lactancia porque le brinda la protección que necesita para evitar infecciones, lo protege contra alergias, hace que tenga un mayor desarrollo cognitivo, un mejor desarrollo psico-motor, emocional y social, una mejor respuesta a las vacunas, más capacidad de reacción frente a enfermedades, menos problemas dentales y de ortodoncia, menor incidencia a la diabetes, y menor incidencia de síndrome de muerte súbita.





La leche materna tiene varios nutrientes, por ejemplo contiene proteínas que el bebé puede digerir fácilmente, estas proteínas no se ven afectadas por lo que ingiera la madre, sea alimento o líquidos. La cantidad de proteínas que tiene la mamá en su leche es perfecta para el crecimiento del niño y para un buen desarrollo del sistema nervioso. También tiene lípidos que, caso contrario a las proteínas, sí se ven afectados por la dieta de la mamá. Estos lípidos contienen ácidos grasos de cadena larga que favorecen el desarrollo neurológico del bebé. Además la leche materna tiene un alto contenido de hierro, en comparación con las leches de fórmula. Una de las ventajas más destacables del hierro es que se absorbe muy bien en el intestino del bebé. También tiene anticuerpos de la madre que pueden evitar infecciones en el bebé, estos anticuerpos se llaman inmunoglobulinas.

Algunos de principales beneficios de la leche materna son:
-Protege al bebé contra infecciones y alergias,
-hace que el niño tenga un mayor desarrollo cognitivo, un mejor desarrollo psico-motor, emocional y social,
-ayuda a que el niño tenga una mejor respuesta a las vacunas y más capacidad de reacción frente a enfermedades,
-disminuye la cantidad de problemas dentales y de ortodoncia,
-hay menor incidencia a la diabetes, y menor incidencia de síndrome de muerte súbita.

Un dato a tener en cuenta, sobre todo aquellas mamás que tienen que volver a trabajar, es que la leche materna se puede conservar a temperatura ambiente durante seis horas. En la heladera, no en la puerta, sino en el interior, se puede guardar durante 48 horas, y en el freezer 6 meses.

Puede suceder que algunas mamás no tengan leche una vez que dan a luz. Primero habría que ver porqué no produce leche. Esto se pude estimular amamantando con más frecuencia, y asegurando la posición del bebe al pecho para amamantar mejor. Si no hay leche se pueden usar medicamentos como domperidona y occitoxina, estos tratamientos se utilizan para estimular la secreción hormonal, siempre bajo indicación médica.
El amamantamiento es un acto íntimo, de conexión entre madre e hijo. Idealmente se aconsejan espacios tranquilos, lo mejor es que la mamá esté bien sentada y use almohadones para estar cómoda, los lugares tranquilos son ideales para que esté relajada y pueda amamantar sin sentirse incómoda.
En cuanto a las mamás y sus pechos, durante la gestación el obstetra debe observar los pezones, para que éste aconseje el tratamiento más adecuado. Es recomendable usar cremas hidratantes con vitamina A para fortalecer la piel. El sol y el aire ayudan a la preparación correcta del pecho. También existen ejercicios que se pueden realizar durante el embarazo para formarlos y se pueden utilizar instrumentos formadores de pezón para darles la forma que el bebé necesita.
Entre toma y toma lo mejor es airearlos, se pueden usar casquillos aireadores y ungüentos. También una buena manera de preparar el pezón es con la misma leche que se saca entre una toma y otra. La leche, tiene mucha vitamina A que ayuda a humedecer e hidratar el pezón.

Mientras baja la leche, las mamás sentirán calor, el pecho tenso, pueden experimentar una sensación de escalofrío, mucho sueño, y también el goteo de leche por el pecho.
Consejos para el amamantamiento y cuidado de las mamas

Es importante que cuando una mamá alimenta a su bebé por primera vez sea acompañada por el personal que asiste el nacimiento y en lo posible iniciar la lactancia a la hora siguiente al parto. Es aconsejable que también se les enseñe a las madres cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactancia.
Entre toma y toma, lo mejor es ir cambiando al bebé de posición, es decir, que se alterne el pecho del cual amamanta.

En cuanto a las posturas no hay una ideal, lo mejor es ir rotando. Aunque sí es recomendable mejorar la postura, la mamá tiene que estar bien sentada y usar almohadones para estar cómoda, los lugares tranquilos son ideales para que esté relajada y pueda amamantar sin sentirse incomoda. Los almohadones para amamantar pueden ayudar a posicionar al bebé en el pecho.

Cuando el bebé está bien prendido no debería sentirse dolor, y si él mismo queda satisfecho con cada toma quiere decir que está prendiendo bien. Otra manera de darse cuenta es el pezón, si éste no se lastima ni queda deformado cuando se quita al bebe, quiere decir que el amamantamiento es correcto.

Existe una afección vinculada al amamantamiento, como la mastitis, que es una infección de la glándula mamaria que se produce por un mal vaciado del pecho, o por el taponamiento de algún conducto que hace que no se vacíe el pecho de forma adecuada. Es algo malo para la mamá porque se sentirá tensa y con dolor, de todos modos no se debe suspender la lactancia, porque lo que más ayuda a tratarlo es que el bebe tome mucho, y si no alcanza con esto para vaciar el pecho, se pueden hacer extracciones manuales y tomar duchas calientes. También es necesario que la mamá tome antibióticos y analgésicos para aliviar el dolor. Cabe resaltar que no es un cuadro frecuente, y que se puede prevenir.

En el caso de que se tapen los conductos, para revertirlo hay que realizar fomentos tibios, utilizar compresas tibias y efectuar masajes suaves para que la leche empiece a fluir.
TIPS

-Amamantar no duele, de llegar a sentir dolor lo que hay que hacer es corregir la posición del bebé.

-Cuando una mamá tiene poca leche tiene que tomar mucho líquido, comer saludable, respetar todas las comidas, y descansar.

-Si la mamá produce mucha leche, se puede conservar a temperatura ambiente durante 6 horas, en la heladera, no en la puerta, sino en el interior se puede guardar durante 48 horas.

-Si la mamá tuviera el pezón invertido también puede dar la teta. Son recomendables las pezoneras y los casquillos formadores.

-Un bebé puede rechazar la teta, pero también se puede trabajar para que no la rechace. A veces sucede porque tiene mucha leche o porque tiene poca, y a veces puede rechazar un solo pecho y el otro no.

-Si se lo alimenta con mamadera el bebé se acostumbra al flujo de leche y a la forma de succionar, y le cuesta mucho volver al pecho.

———–
SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)