Cómo se debe lavar la ropa de cama de bebés y niños

Los bebés y los niños son una bendición para nuestras vidas, y es por esto que queremos cuidarlos de todo lo que pueda hacerles mal. La limpieza es muy importante en esta etapa de la vida, ya que el contacto con los gérmenes en la infancia puede ser un peligro para la salud de nuestros hijos. En este artículo nos enfocaremos en cómo lavar la ropa de cama de los bebés y niños. ¡Tomá nota!

Lavá las sábanas con frecuencia

Este es un punto muy importante a tener en cuenta, en especial para la ropa de cama de los niños. Un hábito de limpieza saludable es lavar las sábanas una vez por semana, para evitar las alergias por el contacto con los ácaros del polvo. Podés llevar la cuenta anotando cada vez que laves las sábanas de tus niños, o poniéndote un recordatorio en el celular, para no olvidarte.

Cuidados previos al lavado

Puede ser que las sábanas estén manchadas con orina, con sangre o con tinta -los niños en edad escolar suelen manchar las sábanas con marcadores o lapiceras. Si no sabés cómo sacar manchas de tinta y demás manchas rebeldes, lo mejor es hacerlo rápidamente y con productos suaves, no abrasivos; como por ejemplo el jabón líquido, para un pre tratamiento. De esta forma eliminarás todas las manchas antes de meter la prenda en el lavarropas.

Otra de las cosas importantes a tener en cuenta es la información de las etiquetas. Allí encontrarás la información necesaria para elegir el mejor método de lavado. Tené en cuenta que algunas prendas es mejor lavarlas con agua fría, mientras que otras soportan los lavados con agua caliente. Siempre lavá las sábanas por un lado y los acolchados por otro. Para las sábanas de los bebés y niños, siempre debes usar un detergente para ropa delicada, que no dañe las telas.

Luego del lavado, secar

Es recomendable evitar el uso del secarropas para secar las sábanas. El calor de la máquina puede encoger las telas sintéticas; es por eso que debes tener cuidado con este tipo de secado. Si tenés lugar para colgar las sábanas afuera, al aire libre, hacelo. La luz del sol ayuda a blanquear las prendas blancas y, al secarse al aire, libre no se deforman.

Esperamos que estos consejos te sirvan para mantener las sábanas de tus niños limpias y libres de peligros. Si querés más consejos como estos, sobre cómo sacar manchas de tinta por ejemplo, hacé click aquí.


SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)


Comercios especializados en bebés link