La familia: clave en el desarrollo del bebé prematuro

Entrevista de EnfaBebé 3 con la médica neonatóloga Regina Valverde, jefa de Terapia Intensiva Neonatal del Sanatorio de la Trinidad San Isidro

La familia: clave en el desarrollo del bebé prematuro

Organizada por Unicef y el Ministerio de Salud de la Nación, la semana del prematuro se celebra del 13 al 19 de noviembre. En esta nota Regina Valverde, médica neonatóloga, jefa de Terapia Intensiva Neonatal del Sanatorio de la Trinidad San Isidro nos cuenta los cuidados que deben recibir los bebés prematuros y la importancia del rol de los padres en su desarrollo.

Los bebés prematuros tienen derechos especiales. Son diez ítems elaborados por Unicef y, este año se destacará el número 8, que dice: “La familia de un recién nacido prematuro tiene derecho a la información y participación en las decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.”.
Cuidados especiales y amor de familia son claves para estimular la plasticidad cerebral de los bebés prematuros. Según la médica neonatóloga y jefa de Terapia Intensiva Neonatal del Sanatorio de la Trinidad San Isidro, Regina Valverde, gracias a esta flexibilidad “si bien pasan por momentos desafiantes, los niños prematuros tienen capacidades que con estimulación temprana y seguimiento se pueden mejorar y explotar al máximo en su capacidad”. En esto, los padres tienen un rol fundamental. Chiquitos y frágiles, los bebés que nacen de parto prematuro son pequeños luchadores que necesitan no sólo cuidados médicos, sino que el contacto, el cariño, el entendimiento y la compañía de mamás y papás es un factor clave para que puedan desarrollarse.

En la Argentina, alrededor del 8% de los nacimientos es de bebés prematuros. Se considera que un embarazo llega a término si se completan entre 37 y 41 semanas de gestación. Un bebé que nace antes de ese lapso es prematuro en diferente medida: tardío si completa al menos 34 semanas, moderado si nace entre la semana 28 y 34 y extremo si el embarazo no llegó a la semana 28 o si el bebé pesa menos de un kilo. Del total de prematuros sólo el 1,2% pesa menos de 1,5 kilo, de acuerdo a datos que proporciona Valverde sobre las estadísticas del país.

Aunque según explica la especialista, “la problemática es muy distinta en cada uno de los casos”, en todos sin excepción es vital acompañar al bebé. “Es él quien está luchando”, subraya. Agrega que hay varias causas de prematurez, muchas de ellas aún desconocidas. Entre las que sí se conocen están la hipertensión, diabetes y los embarazos múltiples.

El rol activo de la mamá. “Muchas veces las mamás se sienten desplazadas cuando ven que su bebé está siendo cuidado por enfermeras que lo manejan de forma muy habilidosa”, cuenta Valverde. Es importante que entiendan que su rol es muy relevante. “La mamá debe estar en contacto con su bebé: que lo pueda tocar y hablar y si el bebé está estable, aún con respirador, que se puedan poner en contacto piel con piel”, agrega. El método de la mamá canguro –como se define el contacto piel con piel entra la madre y su bebé– estimula en el recién nacido el recuerdo de su vida en la panza. En esa posición, escucha el latido del corazón materno, el movimiento del tórax y la voz de su mamá, que lo acaricia y lo mece. Este contacto, que se puede dar tanto con la mamá como con el papá, es también un impulso para que recuperen el protagonismo en el cuidado del bebé.

Aunque el momento de la alimentación hace a la mamá más partícipe del desarrollo de su bebé, esto también plantea desafíos para ella. Las mamás también son prematuras. “Tienen una teta menos preparada para la lactancia. Es una consecuencia hormonal y fisiológica de no haber llegado a término el embarazo”, dice la experta y aconseja a la mamás que estén bien alimentadas y descansadas.

La leche materna en los prematuros. Es esencial que se incorpore la leche materna a la nutrición del bebé. “A nivel inmunológico, sus propiedades son muy importantes porque contienen inmunoglobulinas y otros factores de suma importancia”, explica Valverde.
Los bebés prematuros no tienen el intestino maduro y, por ello, la poquita leche que la mamá pueda darle es a través de una sonda que llega al estómago y en muy pequeñas cantidades. “Sirve para estimular el desarrollo del intestino y para que la mamá vaya produciendo leche”, señala la experta.
Cuando el bebé ya tolera la leche y se puede aumentar la cantidad, se comienza a utilizar la succión no nutritiva. “Le damos la leche con una sonda, pero hacemos que la mamá le ponga el pezón en la boca mientras va cayendo la leche”, agrega. Valverde detalla que para esta etapa existe una herramienta muy importante que son los fortificadores de la leche de madre: suplementos que aportan proteínas, minerales, calcio, fósforo, zinc y vitaminas.
Recién cuando el bebé ya conoce la succión, se hace que tome el pecho directo. “Hay que tener mucha paciencia en esta etapa. En general, a los bebés les cuesta prenderse a la teta porque no tienen fuerza suficiente”, señala.

Neos full time y amor de hermanos. Las salas de neonatología están abiertas las 24 horas, para que las mamás estén tranquilas de poder ir cuando quieran. “Hay muchos hospitales que están instalando residencias para madres; les dan un lugar para que puedan descansar y alimentación controlada para la mamá”, comenta Valverde. También, en coordinación con las enfermeras, los centros médicos promueven la visita de hermanitos y abuelos. “Es muy importante que los hermanos se conozcan y es muy dulce ver cómo interactúan”, asegura.
La comunidad que se genera en las salas de neonatología suele ser una gran red de contención para las mamás y papás. “Se apoyan entre ellos, se acompañan y eso es importante”, describe Valverde. Además, la neonatóloga comenta que cuando en la sala hay bebés pretérmino muy chiquitos, suele pedir a mamás que pasaron por una situación similar que se acerquen al hospital para hablar y dar fuerza a otras mujeres que pasan por lo mismo.

Los cuidados en casa. Cuando el bebé tiene el alta, los cuidados en casa son como los de un bebé recién nacido a término. Es por eso que hay que evitar la sobreprotección que puede surgir en los padres a raíz de ver al bebé como más frágil y débil. Lo ideal es preparar para el bebé un ambiente tranquilo y silencioso. Valverde aconseja especialmente evitar los cambios bruscos de temperatura y contacto con personas resfriadas.

En EnfaBebé 3 invitamos a los padres a que se conviertan en protagonistas del desarrollo mental de sus hijos buscando que tengan las mejores posibilidades de desarrollo desde el inicio de la vida. Queremos colaborar para que todos los niños desplieguen su máximo potencial y se puedan convertir en la mejor versión de sí mismos.

Informate sobre consejos de nutrición y estimulación en:

Web

LA LACTANCIA MATERNA ES EL MEJOR ALIMENTO PARA EL LACTANTE
Nota redactada por: Urban Grupo de Comunicación.

—–
SUSCRIBITE AL PORTAL INGRESANDO TU EMAIL, RECIBIRAS NOVEDADES.

Tu e-mail (requerido)